PISCINAZO: Significado y recuerdos

 

Cuenta la historia, que en la década de los 60, comenzó una humorada de dar un piscinazo a los mechones y a todo aquel que estuviera de cumpleaños, posteriormente, se sumó el que los alumnos de cursos inferiores  dieran el piscinazo a los egresados en una ceremonia anual, considerando que en aquella época no eran más de 17 a 20 egresados por generación (unos 10 a 15 hombres y 5 a 7 mujeres por generación).

Esta tradición fue evolucionando hasta llegar a lo que actualmente es la tradición de cada alumno que aprueba su examen de grado, misma que es bien conocida por ustedes.

Para nosotros, tu familia IDP, hemos querido agregar, a esta tradición, un recuerdo con las emociones y parabienes de la familia, haciendo un pequeño aporte desde algo que nos es muy propio…un pliego de papel, con un recuerdo de puño y letra de sus amigos más cercanos y profesores, siempre con el espíritu de no olvidarnos de aquellas emociones  que nosrecuerdan lo que es estar vivos y la experiencia de haber padecido un arduo camino con penas, trasnoches, alegrías y mucho esfuerzo.